Las tablas en el ajedrez - No siempre se pierde o se gana - PASION AJEDREZ NEWS Las tablas en el ajedrez - No siempre se pierde o se gana - PASION AJEDREZ NEWS

728x90 AdSpace

.
.
martes, 4 de febrero de 2014

Las tablas en el ajedrez - No siempre se pierde o se gana




No todas las partidas de ajedrez tienen ganador o perdedor. Existe un tercer resultado que es una parte muy importante de la partida: las tablas. En ajedrez, una ventaja muy ligera no es siempre suficiente para adjudicarse la victoria, la existencia de las tablas significan que un jugador, que está en dificultades, encuentra recursos para tratar de evitar la derrota, lo que añade más profundidad estratégica al ajedrez.

Hay muchas otras formas en que una partida podría finalizar en tablas. He destacado algunas de ellas justo debajo.

Tablas pactadas

Una forma simple de que termine una partida de ajedrez es mediante el acuerdo de ambos jugadores. Esto ocurre normalmente cuando los jugadores consideran que ninguno tiene opciones de jugar a ganar, a menos que alguno de los dos cometa un error poco corriente. Por supuesto, depende del nivel de los jugadores veremos ese error o no; por lo que este tipo de tablas es más común en el ajedrez de alto nivel.

Unas tablas pactadas también pueden realizarse por estrategia en un torneo. Si un jugador puede adjudicarse un premio con unas tablas, podría ofrecer las tablas incluso con una posición muy ventajosa, simplemente para eliminar cualquier riesgo de perder la partida. Si ambos jugadores encuentran las tablas satisfactorias, podría acordarse al principio de la partida, sin necesidad de jugar mucho. Sin embargo, va contra las reglas del ajedrez acordar unas tablas antes de que se dispute la partida.

Ahogado

El ahogado se produce cuando un jugador no se encuentra en jaque, pero no puede realizar ninguna jugada legal. Esto suele ocurrir en partidas entre principiantes; en estas, un jugador a menudo acabará con bastante material de ventaja, pero sin comprender la técnica básica para dar jaque mate. A menudo, esto resultará en ahogado, ya que el lado más fuerte no conseguirá encontrar el jaque mate, sino que lo encerrará sin darle jaque.

Los ahogados son definitivamente más comunes entre principiantes que entre jugadores fuertes, pero incluso se pueden dar en partidas de alto nivel de ajedrez. Las tácticas que pueden forzar un ahogado son, a veces, recursos salvadores para un jugador que parece estar perdido.

Triple repetición

Si se llega a la misma posición, con el mismo jugador que mueve, durante tres veces en la partida, cualquier jugador podría reclamar, inmediatamente, las tablas. El proceso para la reclamación varía ligeramente entre conjuntos de reglas, pero la regla en sí es generalmente estándar. Esta regla se instauró para detener las partidas en la que los dos jugadores están, simplemente, repitiendo jugadas.

Es importante darse cuenta de que no hay una regla actual que permita a los jugadores reclamar unas tablas por jaque continuo. Sin embargo, la regla de la triple repetición (junto con el próximo tipo de tablas) cubra esta eventualidad; si un jugador realiza jaques una y otra vez sin dejar a su oponente escapar, acabará repitiendo la misma posición tres veces, forzando las tablas.



La regla de los cincuenta movimientos

La regla de los cincuenta movimientos es una de las reglas que menos se comprenden en ajedrez. La regla afirma, esencialmente, que si no se realiza ningún progreso tras cincuenta jugadas por parte de ambos jugadores, la partida acaba en tablas. Se define como progreso la captura de alguna pieza o el movimiento del peón. Si cada jugador realiza cincuenta movimientos sin que ocurra alguno de estos eventos, cualquiera de los dos jugadores puede reclamar las tablas.

Material insuficiente para dar mate

Si ningún jugador tiene material insuficiente en el tablero para dar mate al otro, entonces la partida acaba inmediatamente en tablas. Ejemplos de esto podrían incluir un alfil contra un caballo. En algunas normativas, esta regla no se puede validar a menos que sea literalmente imposible dar jaque mate tras una secuencia legal de movimientos; según estas reglas, dos caballos cuentan como material suficiente para dar mate, como otras posiciones en las que el bando débil podría conducirse él mismo al jaque mate.

Intentos de reformar las reglas de las tablas

Muchos jugadores, aficionados y oficiales de ajedrez han intentado encontrar la forma de reducir el número de tablas en el ajedrez; a menudo, el objetivo es hacer del ajedrez algo más placentero para el espectador. Una solución ha sido reducir la puntuación de las tablas. Por ejemplo, algunos torneos utilizan la puntuación de fútbol para los resultados; mientras que los jugadores reciben, normalmente, un punto por victoria y medio por las tablas, estos torneos recompensan con tres puntos por victoria y un punto por las tablas.

Se han intentado otras medidas destinadas, en primer lugar, a reducir la frecuencia de las tablas pactadas, especialmente entre jugadores de alto nivel. Algunos torneos utilizan reglas en las que los jugadores no pueden pactar tablas antes de llegar a un momento determinado de la partida, como a la jugada 30. Otra sugerencia ha sido o bien eliminar la oferta de tablas por completo o requerir de la presencia del director o árbitro del torneo para validarlas, quien podría verse con la determinación de obligar a los jugadores a continuar con la partida si cree que aún la posición es jugable.

Fuente: About.com


  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pasión Ajedrez News... el ajedrez de las noticias.

Item Reviewed: Las tablas en el ajedrez - No siempre se pierde o se gana Rating: 5 Reviewed By: planb grupoasesor